AmarMe, el principio de todo.

Por qué decimos que Amarnos a nosotros mismos es el principio de todo?
Amar nuestro origen, tal y como fué , es amar la vida.
Amar la vida trae el vivir en el alma, conectando con nuestro Ser esencial siendo libres, hasta de nosotros mismos, para crear la vida que queremos vivir.
AmarMe, el principio de todo, es una invitación a comenzar a sanar nuestro origen, amar la vida y a conectarnos con nuestro poder creativo. En ese estadio, seguramente, ya no cabe la posibilidad de volver a traicionarnos. AmarMe, es el principio de crear una vida auténtica.

 

“Hay otra razón poderosa que puede empujarnos a iniciar la tarea de restaurar el amor hacia nuestros padres: sólo logramos amarnos a nosotros mismos cuando los amamos y honramos a ellos. En lo más profundo de cada uno de nosotros, por muy graves que sean las heridas, los hijos seguimos siendo leales a nuestros padres, e inevitablemente los tomamos como modelos y los interiorizamos. De algún modo conectamos con una fuerza que nos hace ser como ellos. Por eso, cuando somos capaces de amarlos, honrarlos, dignificarlos y respetarlos, podemos hacer lo mismo con nosotros mismos y ser libres”
JOAN GARRIGA 
 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *