el camino de santiago

Camino de Santiago

Entrevista con el Lic. Enrique Nicolaas, desde la ciudad de Rosario, sobre el Camino de Santiago. Enrique es Lic. en Musicoterapia y Lic. en Psicología (Mat. 5332), eterno aprendiz y practicante de Meditación Zen, Meditación de Atención Plena, MINDFULNESS y Armonización Energética con piedras y cristales. Hace mas de 25 años que transito los Caminos de la Espiritualidad, vinculando el saber científico con prácticas ancestrales de Sanación y comprensión del accionar humano a través del espíritu. Enrique, además, organiza y coordina viajes y seminarios orientados al crecimiento espiritual en distintos escenarios Naturales: Capilla del Monte, Uritorco, Grutas de Ongamira, Los Terrones, Machu Picchu, Isla de Pascua y Camino de Santiago, España.
Con él vamos a hablar de la experiencia del Camino de Santiago de Compostela como proceso de transformación.
El resurgimiento peregrinal, sobre todo desde el Año Jacobeo -1993- es un hecho que los estudiosos sociales tendrán que analizar. La mezcla de reto deportivo con religiosidad, con búsqueda de lo auténtico y de uno mismo, todo ello escoltado por estilos románicos y góticos, entre caballeros templarios y monjes benedictinos, entre hayas y trigos, entre castaños y carvallos, entre leyendas y milagros hacen del Camino de Santiago una experiencia singular. Para muchos el recorrido del Camino de Santiago se convierte en peregrinaje cuando se encuentran con las raíces religiosas e históricas de Europa, cuando renuevan un camino de transformación interior, y cuando caminan al ritmo de otros siglos. 

Desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo IX, el Camino de Santiago se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval. El paso de los innumerables peregrinos que, movidos por su fe, se dirigían a Compostela desde todos los países europeos, sirvió como punto de partida de todo un desarrollo artístico, social y económico que dejó sus huellas a lo largo de todo el Camino de Santiago. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *