Chakras: Nuestro cuerpo energético.

Entrevista a  Pamela Cafaro de Juntos Meditando. Pamela es Maestra de Reiki en sistema Usui, Tibetano, Karuna, y sistema Japones. Instructora de Yoga, Sofrologa, Maestra de Meditación.

Con ella hablamos de nuestros centros de energía: Los Chakras,

Los Chakras son 7 centros de energía distribuidos a lo largo de la columna vertebral que actúan como transmisores de energía regulando su flujo a través del cuerpo. Cada uno está relacionado con unas cualidades, órganos y aspectos concretos, por lo que su diámetro y luminosidad variará según el nivel de actividad y grado de conciencia en cada persona.

La energía puede quedar bloqueada en uno o varios chakras , éstos pueden estar actuando por defecto o por exceso, impidiendo de esta manera que la energía fluya a través del chakra con naturalidad, lo que puede terminar generando algún problema físico, psicológico o emocional.

A que está asociado cada Chakra? Como sabemos si alguno de estos centros no está funcionando equilibradamente? Como armonizamos nuestros centros de energía? Su equilibrio y armonía nos lleva a un lugar de Salud emocional y física?

Te dejo algunos datos sobre los 7 chakras principales de nuestro cuerpo y para saber más te invito a escuchar las entrevista.

Chakra de la corona:

Se encuentra en la parte superior de la cabeza, y el órgano relacionado es el cerebro. El color es el violeta y está relacionado con la belleza, la inspiración y la creatividad. Está relacionado con enfermedades como el Parkinson, Alzheimer, depresión, epilepsia, esquizofrenia, mareos.

Es el chakra de la unión con nuestro ser superior, la espiritualidad y la conciencia superior.

Chakra del tercer ojo:

Este chakra se representa con el color índigo y se encuentra en la frente. A menudo relacionado con el misticismo, la intuición y la comprensión. El desequilibrio produce cefaleas, migrañas, hipermetropía, miopía, glaucoma, cataratas, sinusitis.

Es el chakra relacionado con uno mismo, con su propia vida, es el que nos conecta con nuestro propio yo, nuestro inconsciente.

Chakra de la garganta:

Es el chakra azul, relacionado con la garganta -donde se ubica- y los pulmones, el conocimiento, la salud y la decisión. Se identifica con enfermedades de la tiroides, anorexia nerviosa, asma, bronquitis, problemas de audición, úlceras en la boca, amigdalitis.

Es el chakra del espíritu y la libre expresión, relacionado con la comunicación y la sabiduría.

Chakra del corazón:

Relacionado con el color verde y el corazón y los pechos, y está relacionado con el balance, el amor y el autocontrol. Se encuentra en el centro del pecho, a la altura del corazón. Los desequilibrios de este chakra causan problemas al corazón, enfermedades autoinmunes, alergias y cáncer de mama.

Este chakra habla de la capacidad de dar y recibir sin pedir nada a cambio, del amor real.

Chakra del plexo solar:

Se ubica debajo de las costillas, regido por el color amarillo y relacionado al hígado, bazo, intestino delgado y estómago. La diabetes, pancreatitis, enfermedades del hígado, celíacas, úlceras y piedras en la vesícula están relacionados con este chakra.

Es un chakra relacionado con la autoestima, la personalidad, el ego y el intelecto.

Chakra sacro:

Se encuentra en la parte inferior del abdomen y lo rige el color naranja. Está relacionado con el útero, el intestino grueso, próstata, ovarios y testículos, por lo que está relacionado con los dolores menstruales, fibromas uterinos, quistes de ovarios, endometriosis y enfermedades en la próstata y los testículos.

Respecto a la personalidad, está relacionado con el respeto hacia nosotros mismos, nuestra libertad de ser como queremos ser y la capacidad de tener intereses y actividades diversas.

Chakra base:

Este chakra, representado por el color rojo, se encuentra en la base de la columna vertebral. Corresponde a los riñones, la vejiga, la columna vertebral, la cadera y las piernas, y con enfermedades como el estreñimiento, la diarrea, las hemorroides, enfermedad de Crohn, hipertensión, cálculos renales, problemas de cadera, mala circulación en las piernas.

También se refiere a la libre conciencia, la supervivencia, la estabilidad y nuestro lugar en la tierra. Da energía a todos los niveles del cuerpo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *