Chamanismo y Ayahuasca

Entrevista con Diego Rodolfo Viegas licenciado en Antropología Cultural, Profesor de la Universidad Nacional de Rosario, Vicepresidente de Fundación Mesa Verde, coautor del libro “Ayahuasca, Medicina del alma” (2012) y autor de “Antropología Transpersonal. Sociedad, cultura, realidad y conciencia”, obra recientemente presentada en la ciudad de Rosario.
Con el Lic. Viegas hablamos de Medicina Tradicional Indoamericana, curso único de posgrado en el país dictado en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), con iniciativa de la Fundación Mesa Verde cuyos docentes en psiquiatría, psicología, medicina y antropología comparten las clases junto a chamanes (médicos tradicionales) acercando sus conocimientos sobre el poder terapéutico de la naturaleza. 

Mientras la medicina occidental va a la manifestación del síntoma y actúa cuando la persona ya está enferma, las medicinas tradicionales de los pueblos originarios ponen su foco de atención en el origen. “La primera trata de cortar con el cuchillo, la segunda se centra en el aspecto espiritual que para la medicina ocidental con su filosofía materialista no existe”, explica Viegas.

Para el chamán, la enfermedad comienza siempre a partir del cuerpo espiritual y energético y si eso no es tratado avanza asobre el cuerpo físico con lo cual se termina por declarar la enfermedad. “El sanador trata de ir hacia lo profundo de la causa, y la causa no es física. Para la psicología esas trabas son propias de la neurosis, para los chamanes son propias de los epíritus”, sostiene el antropólogo. 

En la última década, La Argentina no ha quedado ajena al fenómeno global de la expansión y difusión de una pócima de plantas amazónicas conocida por su nombre quechua “Ayahuasca”. Aquél mágico brebaje que hasta hace unos 50 años sólo circulaba entre los pueblos originarios de la selva, hoy se populariza en los medios de comunicación masivos, redes sociales, y sitios web, y se ofrece en talleres terapéuticos, sesiones religiosas o excursiones turísticas. Para los nativos se trata de una “Planta Maestra” que, lejos de facilitar “alucinaciones”, ayuda a percibir la realidad tal cual es, otorga sanidad, fortaleza espiritual y confrontación profunda con los abismos psicológicos, y permite a los chamanes que la emplean hacer diagnósticos, tratar dolencias o formular presagios. Los estudios científicos demuestran que la bebida -que contiene la fantástica molécula DMT- suscita un estado ampliado de conciencia durante el cual pueden emerger contenidos emocionales inconscientes y reprimidos de carácter biográfico, manifestarse imágenes transpersonales y transculturales, o lograrse la sensación de conciencia expandida. Los autores abordan botánica, química, geografía, etnografía, historia, psicología, psiquiatría y aspectos jurídicos de la ayahuasca.
Si querés saber más sobre Chamanismo, paradigma Salud-Enfermedad de la M.T.I, estados ampliados de conciencia y utilización de ayahuasca como recurso terapéutico te invito a escuchar esta entrevista y a visitar la página web de Fundación Mesa Verde

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *