Conversaciones Internas

“El estado de consciencia del individuo determina las condiciones y las circunstancias de su vida. La suma total de todo lo que el hombre cree, constituye su estado de consciencia.
Es en la casa en la que él mora, y mientras siga permaneciendo en esa casa, seguirá siendo confrontado por problemas similares; las circunstancias de la vida permanecerán siendo las mismas. Aunque se mueva físicamente hasta los confines de la tierra, seguirá encontrándose con condiciones similares; él no puede escaparse de la casa en la que reside.” Neville Goddard

Con María Guadalupe Buttera vamos a hablar de la importancia de revisar nuestras conversaciones internas, ya que constituyen en gran parte nuestro estado de consciencia, nos envuelven, nos impulsan o nos hunden y muchas veces terminamos creando nuestras vidas desde esa maraña de conversaciones internas.

Maturana ha venido postulando que no controlamos el lenguaje; es el lenguaje el que nos controla a nosotros. Como otras acciones -por ejemplo, el movimiento y la percepción-, el lenguaje es una emanación de nuestra estructura, y a su vez nos determina… La gente puede quedar atrapada por su manera de usar el lenguaje.

Humberto Maturana dice:” las palabras no son cosas que se pasan de aquí para allá”. Cuando emitimos una palabra pasan cosas, generan una realidad. Con el lenguaje podemos construir el ser que podemos llegar a ser.
Tiene una enorme capacidad de acción y de transformación.

Las primeras conversaciones que tengo que revisar son las conversaciones internas, esas conversaciones que tengo conmigo mismo, ellas son las que van a predisponer mi estado de ánimo actual, mi música interior, cambiando mi diálogo interior puedo cambiar mi emoción y por ende mi acción va a ser diferente.

Qué me digo habitualmente?
Me digo palabras de ánimo?
Me enriedo en pensamientos negativos o limitantes?
Tengo pensamientos de imposibilidad?
Tengo el poder de cambiarlos?
Entonces: por qué? y para qué no los cambio?

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *