Procesos de transformación Interior

Entrevista a Maria Guadalupe Buttera sobre los procesos de transformación interior.  Se puede leer en internet muchas veces la famosa frase de Carl Gustav Jung:

“No es posible enfrentarse a la consciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que sea, para evitar enfrentarse a su propia alma. Nadie se ilumina imaginando figuras de luz sino haciendo consciente la oscuridad”.

Cuando tienes molestias, vas al médico o al psiquiatra, a un analista, a un trabajador social, o a un astrólogo. Te haces de una religión, filosofía, cantas un mantra, bebes té verde, te interesan los Pentecostales, espiras fuego y hablas en lenguas. Consigues centrarte, intentas las realizaciones, trabajas las visualizaciones, estudias psicología, te unes a un grupo Junguiano. Haces Rolfed, pruebas lo psicodélico, te hacen una lectura psíquica, corres, te ejercitas tipo jazz, vas a colonias, te interesas por la nutrición y el aerobic, te cuelgas boca abajo, llevas joyas psíquica. Visitas a una trans- medium. Vas a terapia sexual. Pruebas el sexo Tántrico. Eres bendecido por algún Baba. Te unes a un grupo de anónimos. Viajas a Lourdes. Te sumerges en aguas termales. Te unes a Arica. Usas sandalias terapéuticas. Te enclaustras. Consigues más prana y exhalas la negatividad negra rancia. Pruebas la acupuntura con agujas de oro. Le echas un vistazo a la vesícula biliar de las serpientes….

No entendemos el problema; por eso no podemos encontrar la respuesta.

Tal vez la solución no está “ahí fuera”, y por eso no la podemos encontrar.

Tal vez tenemos tantos sistemas de creencias que estamos ciegos a lo obvio.

Participar de una ceremonia o ritual, un curso, taller, etc etc etc no nos hace crecer por el solo hecho de estar allí; lo que nos hará crecer es elegir hacer un profundo trabajo sobre uno mismo, para re-conocer-nos, y asumir lo que haya que aprender para continuar nuestro camino de crecimiento y desarrollo personal. Y el mejor espejo para conocernos son nuestros vínculos más próximos, nuestra pareja y familia, podemos mirarnos, reconocernos, y elegir dar pasos que nos ayuden a avanzar hacia adelante, hacia vínculos más sanos y maduros. El servicio a la Vida empieza por casa.

Y para que la búsqueda de la “Iluminación”? Para que estar “Despiertos”? La transformación interna para poner nuestros dones y talentos al servicio de la vida, para la acción externa.

“Lo que traerá paz será la transformación interior, la cual conducirá a la acción exterior” Krishnamurti

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *