El viaje del Alma y los distintos niveles de consciencia

Entrevista con el Dr. Martín Muzachiodi, Médico psicoterapeuta formado en terapia familiar sistémica. En su camino de búsqueda también se formó con el Dr Claudio Naranjo, Bert Hellinger, Maturana entre otros. Su abordaje terapéutico es integral.

Con el Dr. Muzachiodi hablamos del camino de transformación del Ser, del viaje del alma, de los distintos estados de consciencia del ser humano desde la mirada que aporta Ken Wilber.

Ken Wilber, tiene16 libros sobre espiritualidad y ciencia traducidos en varios idiomas y publicados en veinte países, y es hoy en día el autor académico más traducido de los Estados Unidos. Es reconocido como un importante representante de la psicología transpersonal, corriente que emerge hacia fines de los años sesenta a partir de la psicología humanista y que se relaciona fundamentalmente con la inclusión de la dimensión espiritual del ser humano. Por la profundidad y originalidad de su pensamiento ha sido llamado “el Albert Einstein de la Consciencia”.

¿Qué es la «falacia pre-trans»?

El error que se produce cuando pretendemos considerar algo (persona, situación o etapa de la historia) como espiritual cuando ni siquiera ha existido un proceso de aprendizaje natural y concienciación madura y, por tanto, se encuentra en estado pre-personal.

Así, los niveles míticos pueden ser confundidos con los niveles superiores o transpersonales. Esta falacia suele darse en personas que no han pasado por experiencias reales de madurez, tanto personal, como familiar y laboral, y pretenden o se creen muy espirituales porque han hecho un curso de «transpersonal».

Cuáles son básicamente los niveles de conciencia?

Dependiendo del autor, tendremos de 7 a 12 niveles. Si definimos conciencia como la lucidez integral o iluminación de la que hablan la mayoría de las tradiciones espirituales, podemos encontrar aún más estados (hasta 22). Si, en cambio, vemos la conciencia como un vector evolutivo que nos impulsa a crecer y avanzar, desde lo pre-personal a lo transpersonal (como hace Wilber), entonces tenemos 12 niveles, manifestados en diferentes líneas de desarrollo (cognitiva, valores, identidad, sexual, corporal), y en diversos colores, del infrarrojo a la Clara Luz, presentados en tres grupos: niveles de primer, segundo y tercer grado, dependiendo de la profundidad y altitud que haya alcanzado la persona. El tercer grado está compuesto, exclusivamente, por niveles transpersonales.

¿En qué se diferencian de los estados de conciencia?

El mayor problema que el ser humano ha encontrado en la práctica de la religión y en el desarrollo de su dimensión trascendente es la confusión entre estados (temporales) y niveles (semipermanentes). Muchos maestros espirituales de la Humanidad, o un monje tibetano de meditación diaria, han podido tener acceso al más alto «estado» espiritual (en contacto con la Clara Luz) y, en cambio, encontrarse en un nivel bajo o medio en algunas de las líneas del desarrollo de la conciencia. En otras palabras, que un estado elevado no implica un nivel elevado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *