Aprender a no hacer nada. Salirse de la rueda del hámster

El psiquiatra chileno Claudio Naranjo afirma que la búsqueda de la felicidad tiene al menos tres dimensiones.

La primera es Aprender a no hacer nadaSalirse de la rueda del hámster. Dejar de vivir enfermos e hipnotizados por conseguir resultados. De alguna manera, Claudio Naranjo nos invita a ser más conscientes y evitar la carrera por ser eficientes, eficaces, exitosos y bellos.

En ese esfuerzo nos desconectamos de nuestro ser, de nuestra esencia, nos descuidamos, nos dejamos caer en el vacío y nos enfermamos. Mientras corremos dentro de la rueda del hámster nada importa, lo único que  tiene verdadero valor es conseguir el objetivo.

Así es como lentamente nuestros cuerpos emocionales, mentales y físicos se enferman. De a poco nuestra vida se vuelve una secuencia de acontecimientos vacíos e infelices. Vamos en piloto automático, atrapados en esta dichosa rueda del hámster. La conexión con nuestro ser se interrumpe. Transitamos la vida con la consciencia dormida: sólo importa hacer y tener. Confundimos nuestro ser y felicidad con lo que hacemos y tenemos. Pero la realidad es que la vida, el universo, el ser, no exigen tanto. Lo que deteriora nuestra salud es vivir con expectativas

Allí es cuando Claudio Naranjo nos presenta la segunda dimensión de la búsqueda de la felicidad: el Autoconocimiento. Esto implica volver la mirada hacia adentro, cuestionarse, conectarse con el dolor, asumir la responsabilidad de la propia vida y cambiar lo que haya que cambiar.

Por último el psiquiatra chileno dice que la tercera dimensión de la felicidad es Entregarse al fluir de la vida.

Para lograrlo puede resultar útil preguntarnos: ¿qué es lo que la vida quiere de mí?, ¿qué ocurre con mis mandatos y creencias familiares?, ¿qué sé de mi árbol genealógico?, ¿estoy viviendo una vida programada o consciente?, ¿soy rehén de los dictados culturales? Escribir el guión propio es el gran desafío y es lo que nos ayuda a conectar con nuestro orden interno y en suma con nuestra felicidad.

¿Te animás a dar el primer paso? Imaginá que es posible y estarás más cerca de plasmar la felicidad en tu vida.

Artículo inspirado en mi libro  “SER EN EL MUNDO, El Camino”.

Deja un comentario