Articulos del blog

Y ese era el regalo que tenía para dar al mundo, el haber sanado su herida.

Lo que Julio no podía ver era que él había estado sanado su herida al construir esos carteles con frases, mientras pegaba cada venecita, lijaba cada pedazo de yeso, sus manos iban uniendo las palabras que encadenaban esa frase. Esa construcción terminaba siendo una meditación, todo su cuerpo, su alma y sus pensamientos meditaban esa frase y así él estaba sanando.

Mi Jardín Interior

Mi casa y mi cuerpo son mi templo, donde habita mi ser esencial. El cuerpo que no escuchamos es la casa que no atendemos. Estar un poco adentro un poco afuera de nosotros mismos nos trae mucha información.

Les deseo a todos un Buen Amor

Les deseo que todos puedan ser alcanzados por un buen amor, porque tengo la sensación que ya no hay tiempo para malos amores, Y que es un buen Amor? Difícil de poner en palabras porque tal vez el sentir no alcanza a poder ser definido desde lo intelectual. Pero me recorre la certeza que al encontrarme con él lo voy a identificar.