Cuando el corazón no responde a la razón

Cuando el corazón no responde a la razón parecería que estamos en problemas…peeeero según dicen los grandes humanistas, psicólogos y maestros de estos tiempos….aparentemente ese es el camino.

Soltar lo conocido para ir a un nuevo “lugar” nos produce incertidumbre, miedo, angustia..todo eso es natural del ser humano pero nos negamos a sentirlo, a vivirlo.  Huimos del sufrimiento, porque eso nos han enseñado, y aquí viene la gran mala noticia: la vida sin miedo, angustia, incertidumbre.. no existe. 

Una vez escuché que el Ser humano sufre por el L.S.D, sufrimos por Lugar, por el Sentido y por el Deseo.

Y todo eso de dónde viene? de la cabeza..pero no podemos andar sin cabeza por el mundo así que deberemos aprender a reconciliarnos con ella, y hacernos amiga.

Si observamos la palabra Co-Razón, y analizamos su etimología el prefijo Co significa Unión, Asociación. Y esto nos da la pauta que si utilizamos el corazón en unión con la razón iremos por buen camino. Si a la mente le asignamos la tarea de Secretaria Ejecutiva, y el Jefe es el corazón (alma, ser, como quieran llamarle) ahí la cosa empieza a funcionar.

El punto está en usar el corazón como un órgano de percepción para conectar con los campos de energía de otros organismos – no sólo a otros seres humanos, sino con la tierra también y seguramente existirán circuitos neurológicos que llevan esa información del corazón a la razón, el desafío es aprender a dejar llegar esa información y darle entidad.

Como dicen los viejos sabios….Donde el corazón se inclina, el pie camina, entonces habrá que empezar a dejar andar libre esos pies y dar los pasos que nuestra Alma nos pide dar.

Les deseo buenos pasos y una libre y amorosa asociación mente-corazón.

Mariela Solano

 

Deja un comentario