Mas allá del Miedo.

Mas allá del Miedo.

Mas allá del Miedo la Vida. De todas las emociones que sentimos, el miedo es la más destructiva, pues nos paraliza.
Dejamos de hacer un viaje, no nos atrevemos a iniciar una nueva relación, no nos arriesgarnos a dejar lo viejo por algo nuevo que realmente deseamos… El miedo nos bloquea y limita, haciendo que vivamos al mínimo, y que nos sintamos solos y aislados.

Mas allá del Miedo.

Aquí y Ahora.

El miedo es el recuerdo de algo que sucedió en el pasado y que proyectamos en el futuro. Pero cada momento es único; el pasado ya se fue, y el futuro aún no ha llegado. Lo único real es el presente, y dependiendo de lo que pensemos y sintamos ahora, podemos crear un futuro maravilloso, o todo lo contrario…
Por eso meditar y vivir en el presente es cada vez más necesario.

El miedo es irracional por naturaleza, y ha sido inculcado por nuestros padres, profesores, etc. Por eso podemos liberarnos de él, pues es algo “prestado” e ilusorio.
Para contrarrestar lo irracional del miedo y superarlo, podemos escribir en un papel todo lo negativo que nuestro miedo nos dice que podría sucedernos.
Luego meditamos y observamos qué posibilidades reales hay de que aquello ocurra. Nos sorprenderemos al comprobar que en realidad hay muy pocas o ninguna chance de que aquello suceda.
Entonces ya estamos liberados para seguir adelante, sabiendo que el futuro puede ser extraordinario, si permanecemos abiertos y confiados.

 

Otra forma de superar el miedo es recordar alguna situación en la cual sentimos temor, pero avanzamos de todos modos. Entonces reconocemos que hemos aprendido algo de aquella situación. Y lo más importante: ¡hemos sobrevivido!
Esto nos ayuda a conectar con nuestra fuerza interna, y con la capacidad que tenemos de crecer y aprender con los desafíos que nos presenta la vida.

El Amor es la llave. 

Pero el antídoto más eficaz contra el miedo es sentir Amor. Por uno mismo, por alguna persona especial en nuestras vidas, por la naturaleza que nos rodea o incluso por nuestra mascota…
El Amor es lo opuesto al miedo, por eso si focalizamos nuestra atención en el Amor, el miedo se disipa. Y el Amor y la confianza están estrechamente relacionados, pues ambos provienen del corazón.

 

Sólo yendo más allá del miedo es que podemos sentir la aventura y la inmensa alegría que conlleva estar vivos, y manifestar todo el Amor que llevamos dentro.

© 2011 – “El blog de Enriqueta Olivari”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *