Últimas Entradas

Sanar la herida

Sanar la herida, encontrar nuestro Don.

Para entregar nuestro Don al mundo, primero debemos tener una idea de cuál es? generalmente nos acercamos a descubrirlo en las crisis que se nos presentan. Para este viaje de autoconocimiento es necesario sanar la herida, allí encontraremos nuestro Don, y Qurón nos sirve de guía en este tramo.

Sin raíces no hay alas. Lic María Ulacia.

De nuestros antepasados es de donde podremos tomar la fuerza y los nutrientes para crecer y desarrollar en la vida todo aquello que hemos venido a dar. Cuanto más conectados estamos con la fuente, más fluye el amor en nuestras vidas, en todos los aspectos y direcciones.