Entrevista con María Guadalupe Buttera sobre cómo Poner Límites Claros.

La persona adulta establece límites lúcidos en sus vínculos con adultos, sabe discernir, sabe decir si y sabe decir no porque se conoce a si misma, se cuida y se protege.

La persona adulta…

Una de las características de la persona adulta, es tener claras las fronteras entre uno y los demás; y ser capaces de decir “no” cuando sentimos que esas fronteras son invadidas. Las personas que han desarrollado la capacidad de poner límites sanos, se vinculan de manera saludable, pueden darse cuenta cuando alguien quiere manipularlo, y se corren de vínculos insanos, y donde no es posible “ser quien se es”, verdaderamente.

Establece límites lúcidos…

Y son muchas las personas que tienen dificultad para poner límites claros. Detrás de esta dificultad, hay cuestiones inmaduras que necesitan ser abordadas; tales como: una gran necesidad de ser querido, de no ser rechazado, apego hacia la persona que no puede establecer límites por miedo a perderlo, mala interpretación de ser bueno o compasivo con el otro, culpas no trabajadas, inseguridad en los criterios propios de leer la realidad, miedo a equivocarse, baja autoestima; entre otros.

Saber decir SI, NO, HASTA AQUÍ….

Para meditar
La persona adulta no entra en el juego de las manipulaciones, las detiene o se aleja de ellas.

El siguiente contenido está disponible para usuarios con membresía. Si ya obtuviste tu membresía y quieres ver este contenido debes iniciar sesión con tu usuario y contraseña. Si aun no eres miembro solicita una membresía aquí.

Suscribite
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios