El buen amor comienza en nosotros mismos. Cuando podemos mirarnos con buenos ojos a pesar de las cosas que no nos gusten.

El buen amor empieza al reconocer que nada es bueno y nada es malo, así nos integramos con nuestras partes rechazadas y negadas. Salimos de esta manera de falsas identificaciones para ver la realidad de lo que somos: Hermosamente imperfectos pero siempre valiosos y maravillosos.

Recién ahí cuando nos miramos bien, podemos hallar un otro que nos mire bien. Esto es solo el comienzo…

Bert Hellinger nos regalos algunas consideraciones para que la pareja perdure y sea un buen amor.

Te invito a escuchar este audio y si necesitas trabajar sobre este tema podes hacerlo en sesión individual en formato on line o presencial en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe (Argentina)

Reservá tu turnosal whatsapp +54 9 342 4790 326 

 

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios