Para entregar nuestro Don al mundo, primero debemos tener una idea de cuál es? generalmente nos acercamos a descubrirlo en las crisis que se nos presentan. Para este viaje de autoconocimiento es necesario sanar la herida, allí encontraremos nuestro Don, y Quirón nos sirve de guía en este tramo.

Este contenido se ha restringido solo para usuarios registrados.
Por favor inicia sesión para ver este contenido. Si aun no eres miembro solicita una membresía aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.