Vivir las fuerzas del Amor.

Un amor invisible dirige todas las facetas de nuestras vidas, desde los comportamientos más oscuros hasta los más plenos y armoniosos. Comprender y liberar el amor arcaico, fiel al pasado, para entregarnos al amor a todo y todos, sin preferencias ni rechazos, hará que estemos en sintonía con la vida y en consonancia con las fuerzas del amor. En ese estadío la vida es abundante, prospera, nuestros vínculos son sanos y estamos alineados al espíritu.