Sin raíces no hay alas. Lic María Ulacia.

De nuestros antepasados es de donde podremos tomar la fuerza y los nutrientes para crecer y desarrollar en la vida todo aquello que hemos venido a dar. Cuanto más conectados estamos con la fuente, más fluye el amor en nuestras vidas, en todos los aspectos y direcciones.